El Poder de la Palabra

Cierta vez, un guerrero volvía victorioso de una batalla, cuando en el camino se encontró con un sabio que estaba hablando a la gente y se sentó entre ellos. Luego de un rato de escuchar al sabio, el guerrero concluyó que era un charlatán y enojado irrumpió diciendo: “Lo único que haces es hablar y las palabras no sirven para nada. A las palabras se las lleva el viento”

El sabio lo miró atentamente un instante y con gran serenidad le contestó:

“Sólo un necio como tú, con la cabeza vacía por los golpes recibidos en batalla, puede decir una estupidez de ese tamaño”

El guerrero enfureció y de un salto, en un instante, estaba frente al sabio con su espada lista para matarlo… ¡¿Qué te has atrevido a decirme?!… repítelo y te cortaré la cabeza.

El sabio respondió:

“ohh, no te había reconocido, pero veo en tu habilidad, destreza y valentía a uno de los mejores guerreros de esta nación… te presento mis respetos”

El guerrero, satisfecho y ahora calmo, guardó su espada y volvió a su lugar.

Espero, le dijo el sabio con una sonrisa, que en el futuro tengas más respeto por las palabras, ya que con ellas te hice enfurecer y venir hasta aquí, luego te calmé y te hice volver a tu lugar.

 

 

REFLEXIÓN: Que importancia tiene el uso de la palabra… con ellas podemos construir una vida llena de esplendor y belleza, o en su defecto, los más terribles infiernos. Estamos configurados por nuestras palabras. Somos lo que pensamos y el mundo que nos rodea son el reflejo de nuestros pensamientos. El hombre cree que puede mantener en secreto sus ideas, mas se equivoca. Su vida y las circunstancias que lo acompañan lo revelan así mismo.

Juan Carlos Lorenzo
Arquitecto, Psicólogo Social
Master trainer en PNL & Coach Ontológico



WhatsApp chat