Cuestióname

La dinamica del teléfono descompuesto es excelente para evidenciar lo fácil que se distorsiona la información, debido a nuestros preconceptos, vivencias y formas aprendidas de procesar la realidad, que actúan como verdaderos filtros adaptando la información del exterior a nuestras representaciones internas. Esto tiene una gran significancia al hacer una transferencia del juego a cualquier eslabón de la sociedad, tales como, la política, educación, religión, entre otros, ya que cada uno de ellos funciona gracias a la interacción entre seres humanos que son, por naturaleza, incapaces de acceder a la verdad.

En este artículo me interesa reflexionar, partiendo de esta idea, sobre la responsabilidad que tenemos al investigar, divulgar el conocimiento, capacitar o enseñar, ya sea en un aula de nivel primario, en un curso, en una conferencia e incluso en la redes, o en cualquier escenario, donde la misma posición de profesor o capacitador otorga cierta autoridad que predispone al educando a recibir el contenido con el rótulo de “verdadero”.

Hoy tenemos la posibilidad de acceder a toda la información que deseemos desde nuestros dispositivos móviles, de hecho en nuestras manos tenemos acceso a más información de la que albergaba la biblioteca de alejandría, esto nos da la tremenda posibilidad de llevar a cabo investigaciones de fuentes secundarias o capacitarnos y generar contenido a partir del conocimiento almacenado en la red, pero también es la causa de la gran desinformación generada por los medios masivos que consumimos a diario. 

 

En el año 2018 la revista Science publicó un artículo basándose en una investigación llevada a cabo en conjunto con el MIT, donde expuso que las noticias falsas o Fake News tienen un 70% más de probabilidades de ser compartidas que las noticias verdaderas, y explican que una de las razones por las cuales se da este fenómeno es la tendencia de los humanos a compartir la información que resulta asombrosa y novedosa, sesgando el juicio y dejando fuera la evaluación crítica del contenido compartido, incluso en temas referentes a la ciencia.

 

Es con respecto a la divulgación de la ciencia y la complejidad de la mente humana donde me interesa ahondar, debido a que solemos atribuir inmediatamente como verdadero cualquier contenido que provenga de fuentes supuestamente científicas, debido a la autoridad que le hemos otorgado al método científico, y el problema creo que no reside en el método, sino, en los reduccionismos aplicados en el proceso de divulgación, con el fin de llegar a la mayor cantidad posible de personas, cayendo de esta manera en falacias, generalizando, omitiendo y distorsionando el contenido.

 

Se calcula que nuestro cerebro alberga cerca de 100.000 millones de neuronas, y una cantidad incalculable de sinapsis, esto le da una vasta complejidad a las redes neuronales, sumado a su capacidad de modificarse y la cantidad de fenómenos del cerebro que la comunidad científica desconoce, la incertidumbre acerca de su funcionamiento es muy grande, todo el conocimiento que tiene la humanidad acerca de este órgano empequeñece cuando se lo compara con lo que aún se desconoce. 

 

Y todavía existe una desconexión entre los descubrimientos de las neurociencias y las conductas humanas que describe la psicología, por lo que, no siempre es tan fácil relacionar un descubrimiento en el campo de la neurología con el comportamiento humano, sigue existiendo  mucha incertidumbre entre estos dos campos de la ciencia.

 

 Pero el cerebro humano no tolera la incertidumbre, está diseñado para encontrarle sentido a cada elemento de la realidad en la que se encuentra inmerso porque necesita que el entorno sea seguro, necesita garantizar que puede sobrevivir en la realidad donde vive, supongo que es por ello que aceptamos y damos por cierto cualquier dato que nos explique cómo funciona nuestra mente, ya sea por medio de, noticias, redes, libros, videos y demás canales de comunicación, muchas veces sin corroborar de donde viene este contenido, y olvidando que cada vez que alguien hizo eco de esos datos, estos pueden haber sido modificados por su sistema neurológico. 

 

Somos inherentemente curiosos, y esta curiosidad nos llevó de las primeras aldeas a poner un hombre en la luna, explorar el cosmos exterior e interior, curar enfermedades, establecer redes mundiales de comunicación, observar la actividad cerebral cuando nos enamoramos y muchisimo mas, nos trajo hasta donde nos encontramos hoy y quien sabe hacia dónde nos llevará en los años venideros, nos gusta asombrarnos y sorprendernos, pero es muy importante mantener el pensamiento crítico y la responsabilidad en la enseñanza. 

 

La ciencia no es perfecta, aun así, sus principios ayudaron a la humanidad a avanzar y uno de los que considero más importante es el que invita a cuestionar a la autoridad, el conocimiento no es verdadero solo porque una autoridad así lo declare. En el año 1964 la científica Marian Diamond le obsequió al mundo las primeras evidencias sólidas de que el cerebro puede ser modificado por los estímulos del ambiente, en una investigación llevada a cabo junto a 3 científicos, demostraron que el cerebro de las ratas se veía alterado cuando estas eran expuestas a más actividad social, en contraposición a las que eran sometidas al total aislamiento. Más adelante, en el año 1985 publicó un estudio sobre el cerebro del físico alemán Albert Einstein, en el cual demostró que algunas áreas de su cerebro albergaban más células gliales, (células que le dan estructura a las redes neuronales), que las mismas áreas en cerebros de control o normales.

Estos innovadores trabajos que desarrollo Marian Diamond son un excelente ejemplo de que cuestionar lo que está establecido puede llevar a la humanidad a dar un gigantesco paso, ya que hasta ese entonces la comunidad científica sostenía que el cerebro adulto era inalterable por el ambiente.

 

Por eso, hoy más que nunca, en la era de la información te propongo que cuestiones lo que se da por hecho, que cuestiones las fuentes de información y los medios de comunicación, hoy te propongo que me cuestiones, porque quizá así encontremos más caminos para seguir avanzando.

FUENTES:

  • Primeras evidencias de la plasticidad neuronal: Marian Diamond, “Chemical and Anatomical Plasticity of Brain” Science 1964
  • Trabajo sobre el cerebro de Albert Einstein: Diamond, M. C., Scheibel, A. B., Murphy, G. M., & Harvey, T. (1985). On the brain of a scientist: Albert Einstein. Experimental Neurology
  • Filtros de la realidad, Creencias, fundamentos de la PNL acerca de los patrones de comportamiento aprendidos: Manual de la Cursada de la certificación en PNL y Coaching profesional dictada en PNLCBA Consultora
  • Articulo publicado por la revista Science basado en los resultados de una investigacion sobre la viralizacion de noticias falsas: https://science.sciencemag.org/content/359/6380/1146
  • Relación entre las neurociencias y el comportamiento humano: Libro “Cerebro educado”
  • Cantidad de neuronas: Apunte “Anatomia y Fisiologia del Sistema Nervioso”, UNC, Licenciatura en Fonoaudiología 

 

Agustín Placenza

Coach Ontológico de PNL Profesional



WhatsApp chat