fbpx

TUS CREENCIAS PUEDEN SER ALIADAS O ENEMIGAS, TU DECIDES

Si me permites, para poder desarrollar mejor este tema previamente compartiré contigo una curiosa secuencia de hechos historicos.
 
Desde la construcción de la primera locomotora, el ancho de los ferrocarriles estuvo determinado por la distancia entre los rieles, cuyo ancho más difundido y estandarizado a nivel mundial es de 1435 mm. (4 pies y 8,5 pulgadas). A esto se lo conoce como “trocha”. Esta medida se sigue respetando en muchos países. Por ejemplo lo podemos ver en Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Uruguay, México, EE. UU. etc.
 
Ahora bien… ¿Por qué se utiliza esta medida?
 
Porque fueron los ingleses, no solo los inventores del ferrocarril, sino también quienes dieron el punta pie inicial con Stephenson, para su desarrollo. De manera que construyeron líneas ferreas en muchos lugares del mundo respetando sus medidas, entre ellas, la trocha.
 
Pero esto me invita a seguir preguntando, como cuando era niño… ¿Por qué los ingleses utilizaron esta medida?
 
Si nos remontamos hacia atrás, veremos que dicho fenómeno responde a que antes de que existieran los ferrocarriles existían las carrozas, de manera que los operarios que trabajaron en los talleres para construir los ferrocarriles, utilizaron las mismas herramientas que en su momento les servía para fabricar las carrozas.
 
Y volvemos a preguntarnos… ¿Por qué las carrozas de la época medían 1435 mm. (4 pies y 8,5 pulgadas)?
 
Porque la distancia entre las ruedas de las carrozas estaban pensadas para poder pasar por las calles de Europa. Que por cierto erán y siguen siendo angostas.
 
¿Y por qué los europeos construían las calles tan angostas?
 
Porque la planificación urbana y las calles de muchas ciudades europeas se remontan a la época del Imperio Romano. De manera que las medidas estaban basadas en los antiguos carros romanos.
 
¿Y por qué los carros romanos tenían esa medida?
 
Porque se hicieron para ser arrastrados por dos caballos. Por lo tanto, la relación responde al tamaño de los traseros de dos caballos.
 
Ahora bien… ¿Sabías que la lanzadera espacial (en inglés Space Shuttle), se vio condicionada por ésas medidas?… es decir, por el tamaño de los traseros de dos caballos.
 
Ocurre que cuando los ingenieros proyectaron los tanques de combustible, tuvieron que limitarse a no sobrepasar las medidas del ferrocarril, porque el traslado se realizaría por ese medio de transporte desde Utah, hasta Cabo Cañaberal, (alrededor de 3000 km), y tenían que atravesar túneles que, a su vez, se ajustaban a la trocha del tren. ¡¿Curioso verdad?!
 
Ahora bien… hecha esta introducción histórica, no puedo dejar de preguntarme en una relación directa.
 
¿Cuántas creencias hoy te hacen interpretar el mundo de una determinada manera y en consecuencia pensar, sentir y proceder, pero que no provienen de ti sino de personas que inclusive pueden estar muertas, pero que a su vez, te limitan en tu crecimiento y desarrollo personal, del mismo modo que a los ingenieros les impidió sobrepasar ciertas dimensiones?
 
Te lo dejo para que reflexiones…
Un fuerte abrazo

Juan Carlos Lorenzo

Arquitecto, Psicólogo Social
Master Trainer en PNL & Coach Ontológico

www.pnlcbaconsultora.com   /   info@pnlcbaconsultora.com



WhatsApp chat