fbpx

¿QUÉ ES TOMAR ACCIÓN MASIVA?

Tomar acción masiva es una forma de pensar donde constantemente esperar más de ti en cada situación, significa ir más lejos de lo que cualquier persona esperaría de ti o de cualquier otra persona bajo condiciones similares.

¿Cómo tomar acción masiva?

Pensar diferente: tomar medidas masivas requiere un enfoque flexible y dinámico que se ajuste constantemente a las condiciones y circunstancias cambiantes. Requiere que pienses de manera diferente a como lo harían otras personas en una situación similar, de hecho, incluso puede requerir que pienses sin razón.

Tomar acción masiva a la vista de otros puede parecer algo ilógico, tu nueva forma de pensar no tendrá sentido para los demás, estás pensando diferente y la consecuencia de pensar diferentes es conseguir los resultados que otros no consiguen.

Es importante, si quieres conseguir algo, PERO no siempre tomar acción te lleva a conseguir lo que quieres. Hay ciertos objetivos en la vida que solo con tomar acción no es suficiente. Si te ha pasado que te quedas corto en conseguir ciertos objetivos, hoy tendrás la respuesta para cambiar y conseguir esos resultados que se te escapan de las manos

Compromiso vs Interés.

Hay una frase de Ken Blanchard que lo explica mejor que ninguna otra: «Hay una diferencia entre el interés y el compromiso. Cuando estás interesado en algo, lo haces solo cuando es conveniente. Cuando estás comprometido con algo, no aceptas excusas, solo resultados». 

Solo si estas comprometido con lograr un objetivo vas a tomar acción masiva. Sin compromiso lo que tendrás son muchas excusas.

Elimina las excusas.

Uno de los principales enemigos de la acción masiva son las excusas. Si existe una excusa significa que no tomas acción y esto se verá reflejado en tus resultados.

Cuando surgen contratiempos inesperados que están fuera de tu control es muy fácil poner excusas, quejarse o culpar a los demás. Este tipo de actitud te roba la oportunidad de tomar acción masiva, las excusas no ayudan a mejorar la situación, de hecho, obstaculizan el progreso y te impiden avanzar.

En lugar de poner excusas elige asumir la responsabilidad, sin importar si eres personalmente responsable o no. Solo de esta manera te sentirás más capacitado y capaz de superar los desafíos con éxito.

En el momento en que una excusa o queja cruce por tu mente, simplemente comprométete a tomar algún tipo de acción positiva que te ayude a salir de la situación y alcanzar el objetivo.

Valora tu tiempo

La vida es un corto periodo de tiempo, a veces las personas desperdician el tiempo como si fuera ilimitado. Cuando empiezas a valorar tu tiempo, tomar acción masiva se vuelve una prioridad.

Cuando reconocemos que no tenemos todo el tiempo del mundo, vemos nuestras prioridades con mayor claridad.

Las personas orientadas a la acción son excelentes para administrar su tiempo, energía y recursos. Entiende que para obtener resultados lo más rápido posible, deben trabajar de la manera más eficiente. Se dan cuenta que para obtener resultados óptimos, necesitan valorar su tiempo por encima de todo lo demás.

Sentido de urgencia

Sin urgencia, es fácil dejar las cosas para otro día o simplemente tomarte el tiempo en realizar cada una de las actividades que te has planteado. Sin embargo, con urgencia, se vuelve todo repentinamente sensible al tiempo. Ya no vas a un paso lento por cada una de las actividades, si no que estás trabajando con increíble entusiasmo y energía.

Y de ésta manera te tienes que sentir cuando tomas acción masiva para lograr un objetivo.  Para lograr éste sentido de urgencia, tienes que sentir pasión por lo que haces, tiene que ser algo que te mantenga despierto por las noches y te levante por las mañanas.

Aprende a desarrollar el sentido de urgencia.

 

Autora:

Romina Gonzàlez

Mentor Coach

Lic.en Administraciòn de empresas



WhatsApp chat